¿Es Mandela sólo un producto del cine?


20130615_map501_0

Vaya por delante de este post que la figura de Nelson Mandela pasará a la historia por su liderazgo, su éxito en la lucha de los más desfavorecidos y su increíble carisma. Probablemente, junto con Gandhi y alguna otra personalidad nacida en el siglo pasado sea el último gran símbolo del siglo XX.

Lo que me genera ciertas dudas es si la ausencia de modelos políticos y la épica de sus historia (27 años confinado en unas rejas son muchos) están generando una espiral de admiración y buenismo que excede de la lógica de honrar a un personaje célebre.

Es más, me aventuraría a apostar que más del 80% de los españoles que hablan de Nelson Mandela lo hacen en base a lo que refleja la película Invictus. Una película con mucho tirón mediático, con actores de primera fila que expone algunos trazos de la figura de Mandela y de la realidad de un país, que todavía hoy, sigue dividido. Acabó el apartheid pero las diferencias económicas persisten.

Hay muchos datos de la vida de Mandela que son desconocidos, como por ejemplo, que uno de los motivos de su liberación en 1990 fue Fidel Castro, que para retirarse de Angola después de la batalla de Cuito Canavale exigió la puesta en libertad de Mandela y la independencia de Namibia. Es por ello, por lo que Mandela, firme defensor de los derechos humanos, nunca ha condenado a Cuba y  la ausencia de derechos del pueblo cubano.

También, en los distintos obituarios, se han tratado muy de puntillas los orígenes de Mandela como líder político y su vinculación con la lucha armada. Lo mismo ocurre con su desastrosa vida familiar y otros aspectos de su vida personal.

En definitiva, Nelson Mandela es mucho más que el número de un preso o el protagonista de una película, pienso que sus debilidades y sus aristas engrandecen su figura y lo hacen más terrenal y menos icónico, por tanto sería un buen ejercicio para todos profundizar en su figura y su camino antes de simplemente alabar por alabar. Este puede ser un buen comienzo: http://www.mandelaswalk.com/.

Comments

  1. Buenas Noches.
    Como bien nos deja intuir el Sr. Ramallo, Mandela es un producto del buenísimo exacerbado sumado a una falta de estudio del personaje que nos ocupa.
    No debemos olvidar que Mandela participó en la “caza de los blancos” al igual que los blancos hicieron lo propio. Participando en asesinatos premeditados contra sus enemigos por lo que fue condenado a cadena perpetua y posteriormente liberado en un “trueque” proveniente de una guerra.
    Debemos ser críticos con la realidad de cada personaje histórico y no olvidarnos de las raíces de cada uno de ellos así como de su evolución para poder emitir una crítica acerca de los mismos.
    Y no creernos lo que las películas nos cuentan, porque si no, creeríamos en Peter Pan ( que considero más real que invictus)
    Gracias por tu post.
    Saludos de alguien políticamente incorrecto.

  2. Yo creo que hubo dos Mandelas, el de después de la cárcel y el de antes.
    Pero efectivamente no se puede olvidar el de antes. Mandela no fue encarcelado por oponerse al Apartheid. Destmond Tutu, también Nobel de la Paz, se opuso al sistema sin violencia y no fue encarcelado. Mandela fue encarcelado por bombardear civiles. Tuvo un juicio por más de 150 actos “terroristas”. A este juicio, Amnisitía Internacional, organización que también ostenta el mencionado galardón, mandó ojeadores y, que yo sepa, no le dio su apoyo a Mandela.

    Dicho esto, yo tampoco creo que Mandela fuera un simple terrorista. Hay que situarse en un entorno tan complicado como el que había por aquel entonces. Pero tampoco era un Santo.
    Y lo que hizo una vez habiendo salido de la cárcel sí me parece digno de admiración. Pero la publicidad y el bombo que se le está dando es exagerada.
    Por otra parte, no me parece mal como arma de marketing para promover ciertos valores.

  3. Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios, sin duda alguna enriquecen el debate.

    En mi opinión, no se trata de juzgar a Mandela por lo que hizo o dejó de hacer, sino de conocer realmente al personaje profundizando en su pasado para que los hechos nos cuenten algo más de su vida.

    Creo que haríamos mal en quedarnos sólo con sus frases legendarias y su carisma. Estoy seguro de que conociendo a Mandela más en detalle podríamos valorar su logros de una manera más fundada.

    A mí lo que no me gusta es que nos hemos convertido en seres tan superficiales que no profundizamos en las cosas y cualquier película o artículo periodístico sobre un tema nos dirige en un sentido y eso es renunciar al esfuerzo individual por entender las cosas, lo que nos empobrece intelectualmente.

    Un saludo

  4. La historia que cuenta Invictus es mentira?? Primera noticia.

  5. Manuel llevas mucha razón pero, por desgracia, eso no lo hace prácticamente nadie. Prueba de ello es que no se puede hablar casi con nadie de multitud de temas polémicos. Para la mayoría del personal las cosas son totalmente blancas o totalmente negras y eso, en mi opinión, se debe tanto al cine, como a la mala prensa que se hace hoy día en el 90% de los casos.
    Un pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: