Habemus Papam


Imagen

En todas las cafeterías del mundo hoy se habla del nuevo Papa Francisco, de si era el favorito o no, de si compitió en el anterior cónclave con el Papa Emérito, de si va en metro o coche oficial… incluso de si será lo que necesita la Iglesia o no.

Además del momento en el que Cardenal Protodiácono anuncia el mítico Habemus Papam, lo que más me ha gustado de la elección del Papa ha sido la privacidad y el hermetismo de todas las deliberaciones. Nadie sabía nada, ninguna filtración. Es más, a toda la prensa mundial le cogió con el pie cambiado la fumata blanca y la elección del Cardenal Bergoglio.

En un mundo, como el actual, en el que rige lo inmediato y en el que a cada progreso tecnológico se asocia la pérdida de intimidad y libertad, observar como existen todavía tradiciones y lugares en los que hablar o decidir sea privado, es de celebrar.

Sin darnos cuenta, hemos cedido gran parte de nuestra intimidad en pro de una sociedad  más conectada, abierta y tecnológica. Nos hemos acostumbrado a que todo se sepa de manera inmediata en todas partes.

No estoy en contra del progreso, ni de los avances tecnológicos pero echo de menos una sociedad más reflexiva y menos pública. Todo son titulares, informaciones incompletas, conjeturas… y encima en tiempo real.

Todo este proceso de elección del nuevo Papa debe servirnos para recordar que la reflexión y el debate necesitan de preparación y privacidad, si no, no se escoge conociendo todas las consecuencias de una decisión y se puede decidir condicionado por el entorno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: