No sólo la libertad, sino la responsabilidad


Durante unas jornadas de verano en las que se hablaba de la situación actual del país, me he dado cuenta de algo grave que nos sucede. Es ciertamente preocupante la cantidad de limitaciones que el Estado pone a nuestra libertad, pero hay algo todavía mucho peor: nuestro sentido de responsabilidad lo ha adormecido.

Esto nos lleva, por un lado, a actuar desentendiéndonos de las consecuencias, y, por otro, a vivir como si ningún problema social nos interpelara, pues ya está el Estado para resolverlo.

No deja de ser sorprendente que los motivos que habitualmente se esgrimen para justificar la existencia de un Estado de gran tamaño como pueden ser ayudar a los más pobres o llegar a donde supuestamente no llega la iniciativa privada por cuestiones de rentabilidad, hayan sido aquellos temas de los que ha soltado más lastre el Estado (también con el anterior gobierno) a la hora de hacer recortes. Por ejemplo, la Ley de dependencia, la sanidad, la educación o la inversión en grandes infraestructuras.

 

Queda por tanto preguntarse: ¿entonces para que queremos al Estado?

Y volviendo a lo que comentábamos en el comienzo: ¿con un sentido de la responsabilidad tan embotado, cómo vamos a suplir lo que se supone debe hacer el Estado? Porque más de uno dirá: “encima que me fríen a impuestos, voy yo a ayudar a los demás…..lo que me faltaba”.

Afortunadamente, la iniciativa privada está siendo generosa y se ha puesto a toda marcha a través de muchas organizaciones (Iglesia católica, ONG, etc.) y gracias a la colaboración de muchos, que seguro están muy gravados, se pueden resolver aquellos problemas que justificaban tanto socialismo e intervencionismo del Estado.

En los últimos días hemos asistido a numerosas manifestaciones de carácter político y sindical y en todas ellas las reivindicaciones han sido políticas. Unos piden la independencia y otros piden mantener sus privilegios.

Con tanta información y luchas de interés, ¿No nos estaremos olvidando de las personas?, ¿Tú qué crees?

Este artículo es una colaboración especial de un lector de DSC.

Comments

  1. El modelo de Estado da respuesta a tus preguntas , el Estado español favorece una sociedad clientelar que depende mayoritariamente de las decisiones de la casta politica, el Estado invade toda nuestra vida, queda poco espacio para la libertad . Pero ¿queremos libertad? El Estado debe garantizar Educación, sanidad, justicia y seguridad , para todo lo demas competencia y libertad con responsabilidad.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: