Elites políticas y la lucha de poder (II).


En marzo publicamos un post, señalando los problemas principales de los regionalismos desarrollados a partir de la Constitución Española de 1978,  el “café para todos” ha dado lugar a la creación de elites políticas regionales, que luchan por  el poder y ven en la descentralización, únicamente  la mejora de su posición y de sus intereses corporativos a nivel de instituciones y competencias. Encontrándonos por tanto,  con relaciones bilaterales entre Estado y las comunidades autónomas.

 

Acabamos de conocer que España ocupa el puesto 135 de 144 en nivel de control de déficit público. En la situación actual de crisis duradera, podíamos haber esperado un poco de responsabilidad de las elites regionales en la gestión de sus problemas de financiación. Sin embargo,  frente a una posición de aunar fuerzas, dando valor y sentido a España como unidad dentro de la diversidad, generando confianza en el país, fomentando la solidaridad y la racionalidad de la estructura del Estado, nos encontramos con la división, “mi deuda es tuya”, “tus fondos son míos” y “no toques nada de mi estructura”.

 

Desde DSC defendemos el desarrollo de la Sociedad Civil, los ciudadanos nos encontramos sin recursos para hacer llegar nuestra voz, votar cada cuatro años no es suficiente para influir en la toma de decisiones de las elites políticas, no queremos que éstas se tomen en clave de lucha de poder, sino en la mejora de la sociedad en la que vivimos, con un uso adecuado de los recursos generados con nuestros impuestos.

 

Pedimos ejemplaridad a los gestores de lo público y esta empieza por la responsabilidad en reconocer los errores cometidos, adecuar la  estructura de cada Administración a la nueva realidad y dejar que la sociedad  tome la iniciativa.

 

Los ciudadanos necesitamos de libertad de elección con igualdad de oportunidades, esto nos exige responsabilidad, pero ¿Quién prefieres que elija tu camino? ¿Es necesario que los políticos planifiquen lo económico? ¿Cómo recuperamos la confianza en las instituciones?

 

Solamente una Sociedad Civil organizada y activa, que participe,  puede influir y eliminar las luchas de poder  de las elites políticas. Estas disputas no tienen fin, el poder nunca es bastante, pero al final de esas luchas para bien o para mal estamos nosotros, los ciudadanos.

 

Comments

  1. I blog quite often and I truly thank you for your content.
    The article has really peaked my interest. I am going to take a note of your blog and keep checking for new details about once
    per week. I opted in for your Feed too.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: