¡Por favor! Dejen ya de igualar por abajo.


Desde DSC defendemos la libertad  con responsabilidad, teniendo como prerrequisito la igualdad de oportunidades, conseguida ésta, seremos cada uno de nosotros, con nuestro mérito y esfuerzo,  los que avancemos en la vida por los caminos que generemos y consigamos.

No parece muy justo que en la crisis actual todos seamos igual de responsables, igual de corruptos e igual de defraudadores. No todos hemos abusado de los recursos del Estado, incumplido con la ética empresarial, bancaria o social,  incumpliendo  con nuestras obligaciones con la sociedad.

El gobierno decidió  eliminar la paga extra de navidad a todos los funcionarios, señalan que no queda otro camino. No puedo estar más en desacuerdo, en mi opinión previamente se deberían haber tomado dos medidas:

– Eliminar todos los empleados públicos elegidos a dedo, todos los interinos, todos aquellos empleados públicos que no justifiquen su utilidad para los ciudadanos que son quienes le pagan. El dinero del Estado sale de nuestros bolsillos.

– Modificar radicalmente el sistema retributivo de los funcionarios de carrera, estableciendo un sueldo base e incentivos basados en lo que necesita los ciudadanos de ese funcionario. En la empresa privada está todo inventado, sería fácil dar con un sistema que destaque a los funcionarios que se esfuerzan y son responsables frente a vagos e inoperantes para con la sociedad.

Existen un cuerpo de funcionarios que han aprobado oposiciones, con dedicación y esfuerzo, jueces, fiscales, policías, economistas, ingenieros, militares, inspectores de hacienda, seguridad social, interventores, administradores civiles del Estado,…… y un largo etc., que tiene acreditada su capacidad técnica y profesional.  No son necesarios los asesores personales, con el nivel técnico y experiencia que tiene el grupo A de la administración.

No todos los funcionarios son iguales, y por tanto,  se debe favorecer a las personas que actúan con responsabilidad y dedicación frente a los que no están interesados en el fin último de la administración: el servicio al ciudadano.

Por favor, ¡Dejen de igualar por abajo , dejen de favorecer  al defraudador, al no responsable, al listo. Dejen de beneficiar al que no cumple y empiecen a favorecer claramente al que cumple con sus obligaciones. Es razón de Estado y de Sociedad. ¡Libertad con responsabilidad!

Comments

  1. Si la función pública española se pareciese más a la empresa privada otro gallo cantaría. No obstante, no olvidemos que existen empresas de relumbrón españolas, que bajo mi punto de vista, no están predicando con el ejemplo. Véase Teléfonica, que renueva el contrato millonario a uno de los yernísimos de la casa real, a pesar de la que hay montada en cuanto a su culpabilidad.

    Pero no nos desviemos igualar por abajo siempre está mal; perjudica a los que sobresalen y refrena la competitividad de los que están más abajo.

    ¡Excelente post!

Trackbacks

  1. […] se hizo funcionarios sin cumplir con los requisitos mínimos exigibles, tal como defendimos en otro post , coste anual aprox. 600 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: