¿De qué sirve la educación? (II) Educación versus Instruir.


En un post anterior  analizamos tres datos que destacan la realidad de la educación en España: un alto nivel de fracaso escolar, una tasa elevada de personas con educación superior y un desequilibrio negativo entre formación y la remuneración y trabajo que se realiza.

Para mejorar estos datos debemos volver a los valores tradicionales de mérito y esfuerzo, no existe otro camino. Cuando la curva trabajo/ocio no significa que un mayor esfuerzo supone una recompensa mayor, el sistema falla. El hombre actual  es principalmente utilitarista, por lo que no encontrara incentivos para esforzarse sin recompensa.

Pero me gustaría incidir y resaltar la diferencia entre instruir y educar, en palabras de Saramago: “No señores, no es lo mismo. Instruir es, obviamente, transmitir conocimientos acerca de las distintas materias que están en el programa; educar es, según el diccionario, dirigir, encaminar, adoctrinar, y los profesores, tengo que decirlo aunque pueda molestarle a alguien, no están para educar, sino para instruir, no pueden educar porque no saben y porque no tienen medios para hacerlo. Para instruir sí, para eso han recibido el encargo de la sociedad, que le ha asignado los medios científicos, las herramientas adecuadas y los programas pertinentes , todo lo necesario para transmitir un nivel de conocimientos que haga que los alumnos puedan progresar técnica y científicamente en la sociedad(Conferencia de inauguración del Foro Complutense 2005-2006. Paraninfo de la Universidad Complutense de Madrid. 17 de Octubre de 2005).

Es decir, la misión de educar no reside en la escuela o la universidad, reside en los padres y tutores que tiene a su cargo sus hijos o tutelados. La educación no se puede delegar en la escuela. Los padres deben educar en valores cívicos, preparar a los hijos para vivir en sociedad, para que sean libres con responsabilidad y para que participen en la sociedad en la que les ha tocado vivir, cumpliendo las reglas del juego y dotándoles de criterio.

La combinación de educación e instrucción dota a la sociedad de aquello que una sociedad moderna demanda: el mayor grado de cultura cívica y educación que los miembros de una sociedad puedan alcanzar, lo demás viene por añadidura, el camino virtuoso, la prosperidad y  la felicidad.

DSC defiende la libertad de elección de los padres de centro escolar y de los jóvenes de universidad. Para ello, es necesario, la provisión de la educación pública y privada por parte del Estado, siendo los receptores de la educación los que deben decidir qué centro y tipo de instrucción quieren, el Estado no debe intervenir, debe posibilitar.

La educación debería estar descentralizada a nivel local, los centros gestionados por profesores, padres y alumnos, estableciendo el Estado, exámenes para todos, obligatorios, siendo necesario aprobarlos para pasar de nivel educativo, a modo de reválida. Los padres deben poder elegir la lengua en la que se educan sus hijos, debiendo conocer las lenguas de los lugares donde residan.

Defendemos el cheque escolar, de tal forma que las escuelas compitan por los alumnos y la competencia favorezca la calidad y la mejora de la educación, como está demostrado que ocurre en la política educativa comparada.

La instrucción no acaba nunca, la sociedad actual demanda formación continua y el Estado debe posibilitar esta formación, aprovechando los intervalos de tiempo en que una persona está desempleada, para recibir una formación verdadera, útil y de mejora para el conjunto e interés de la sociedad.

En próximos post continuaremos ahondando en la educación, fundamental para el futuro de nuestra sociedad. Pero ¿tú qué opinas?

Comments

  1. Estoy muy de acuerdo contigo Pablo, pero no tanto con Saramago. ¿Por qué? Pues porque aquí se plantea un problema que estamos viendo todos los días en nuestra sociedad. ¿Qué pasa cuando la misión del profesor es instruir a alguien sin ningún tipo de educación? Pues que es una tarea imposible y la única opción del profesor es tratar de proporcionar un mínimo de educación. Y entonces llegamos al enfrentamiento entre padres y profesorado.

    Por eso digo que estoy totalmente de acuerdo contigo, porque educar, debe partir del hogar, pero si esto existe, también se puede educar en los colegios. Pero lo segundo sin lo primero está claro que no funciona.

    Yo creo que recibí una muy buena educación en el colegio al que fui, y cada día recuerdo con más cariño y agradecimiento a esos profesores que me formaron como persona. Pero está claro que ello nunca hubiera sido posible sin una base educacional que me dieron mis padres. Echando un ojo a los actuales colegios, institutos, etc. echo mucho de menos ver un modelo de enseñanza como aquella.

    Por cierto, un tema muy importante que no habéis tocado aquí es el grado de exigencia en las universidades públicas. El otro día, hablando con una amiga estadounidense, se quedaba sorprendida cuando le comentaba lo que costaba en España un año de matricula en universidad pública en carreras como Derecho o LADE. Se llevaba las manos a la cabeza.
    ¿Es lógico el nivel de exigencia tan bajo para permanecer en la universidad?

  2. Gracias por tu comentario Carlos, estoy de acuerdo contigo , por desgracia muchos padres han abandonado su función principal que es educar y esta misión recae en la escuela, pero no nos podemos engañar quienes determinan los valores y la cultura civica de los hijos es la familia, son los padres los que dan autoridad a los profesores frente a los alumnos y no al reves. Los profesores sin apoyo de los padres no pueden educar solo instruir y esta es su misión. Los profesores deben ser ejemplares con sus alumnos, yo también tengo ese recuerdo de muchos profesores que tuve.
    Respecto del segundo tema que comentas , también estoy de acuerdo contigo pero esta englobado en la libertad de eleccion de universidad pública o privada a cargo del Estado, con evaluacion de los centros y clasificandolos por las calificaciones obtenidas, se deberia anular la convocatoria de septiembre y a partir del segundo año pago integro del coste de la misma. Si introducimos la competencia en la universidad , estas competiran por los mejores alumnos, modelo americano pero defiendo una universidad para todos basada en los meritos y resultados.
    Un saludo.

  3. Actually, what you have is an advanced point and shoot caerma with a high zoom and some manual adjustments. The caerma will be fine and is capable of taking some good pictures for a few years yet. The best way to learn how to use any caerma is to read the manual and take some classes, either formal or informal. There are plenty of online tutorials (classes) to help with photography basics and even specific models. This would be the informal classes. Once you are comfortable with the controls, just get out there and start taking some pictures. It’s digital, so don’t be worried about experimenting with light, shadow, angles, etc. Sure, you’ll take some bad pictures, and you’ll get some great ones as well. I would advise starting in pure auto mode, then maybe experiment with shutter speeds.

Trackbacks

  1. […] Para todo lo anterior  es necesario, la provisión de la educación pública y privada por parte del Estado, siendo los receptores de la educación los que deben decidir qué centro y tipo de instrucción quieren. El Estado no debe intervenir, debe posibilitar. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: