¿A quién representan?


Desde que el Gobierno promulgó el Real Decreto que incluía la, tan esperada, Reforma Laboral (archivo), los diferentes colectivos (CEOE, asociaciones, etc.) se han pronunciado a favor o en contra de una reforma que sin profundizar en su texto supone la mayor ruptura con un sistema de relaciones laborales rígido, anticuado e inservible.

No deja de sorprender, que los sindicatos, una vez más, no hayan estado a la altura de la circunstancias. La Reforma Laboral presenta incentivos a la contratación de los colectivos más desfavorecidos (jóvenes, mayores de 45 años y mujeres), mejora la negociación colectiva y por fin, da un paso más en objetivar las causas del despido.

La primera reacción de los sindicatos ha sido el paseíllo mediático y la pataleta. La segunda reacción; la confusión y la mentira, contando medias verdades sobre la reforma y demonizando el despido objetivo, que dicho de paso, siempre ha existido en la Legislación laboral pero no se utilizaba por su ambigüedad. La tercera reacción; las manifestaciones por todo el país y la cuarta, y de momento última, la Huelga General.

Creo que todos deberíamos reflexionar sobre el papel y la relevancia que tienen los sindicatos en nuestra sociedad. La figura de un sindicato fuerte y beligerante, tenía sentido en una época en la que el Estado no ofrecía a los ciudadanos la formación mínima necesaria para que no fueran un mero recurso para un empresario explotador. Su función de protección, llegando incluso a enseñar a leer y a escribir a los trabajadores menos cualificados era necesaria.

Pero hoy, en una época en la que los trabajadores están formados y en la que existen numerosos organismos de protección, el papel de los sindicatos carece de lógica. O buscan la manera de aportar valor a la sociedad, o su influencia, paulatinamente, desaparecerá.

Nadie, en ninguna empresa de este país sabe lo que hace un liberado, ni siquiera nadie sabe a qué se dedica un sindicalista, es más, no creo que nadie espere que el sindicato de su empresa o sector resuelva sus problemas. Los casi 5 millones de parados, se preguntarán qué hacen los sindicatos por ellos, pues la respuesta es simple, nada de nada.

El colmo de los colmos, es que se convoque una huelga general. Si algo se echa en falta en la nueva reforma es la modificación del Decreto-Ley de Huelga del año 1977 obligando a que la convocatoria de la huelga cuente con un 51% de los votos de la plantilla de una empresa, no de los afiliados al sindicato. Sería divertido organizar una manifestación contra ellos, por no representarnos y pidiendo su refundación.

Personalmente, asistiré a mi puesto de trabajo el 29 de marzo y hablaré con todos mis amigos, compañeros y conocidos para que si quieren hacer huelga, al menos, reflexionen acerca del por qué y quién convoca.

¿Harás huelga el día 29?, ¿Te sientes representado por los sindicatos?, ¿Qué aportan los sindicatos actuales a la sociedad española hoy?, ¿Estás de acuerdo con que sean un lobby de presión?

Comments

  1. Totalmente de acuerdo con el post, pero me gustaría añadir un par de comentarios, el primero es el capital que han perdido los sindicatos en los últimos ocho años, nadie en España ha tenido un apoyo tan fiel como los sindicatos con los trabajadores, los sindicatos como sociedad civil tendrán que reflexionar cual es su papel en la sociedad y porque lo perdieron ; El segundo comentario es sobre la reforma laboral no estoy de acuerdo con los incentivos que se han establecido , entiendo que se proteja a determinados grupos sociales excluidos, como pueden ser los minusválidos, pero no en los demás , no se deben establecer distorsiones a la contratación, si se quiere incentivar que se reduzcan las cotizaciones sociales para todos , el estado debe establecer los mínimos y controlar el mercado pero no dirigirlo.
    Un saludo.

  2. Buenas tardes Pablo,

    Estoy de acuerdo en que no se establezcan distorsiones a la contratación y que si en algo falla la RL, es que para los que tienen entre 30-45 no hay incentivo, y por tanto, salen perjudicados para ser contratados. El argumento es que los jóvenes necesitan un primer empleo y que los mayores no se colocan fácilmente, más bien, lo tienen muy complicado, pero qué ocurre con los que quieren ser padres, etc. les pilla en toda su franja.

    Quizás tendrían que tener un incentivo menor, pero que permitiera a un empresario contemplar la posibilidad de contratar a esta franja de edad de la población.

    En cuanto a la SS, el motivo por el que no se ha tocado es por la situación actual de las cuentas de la SS, pero a buen seguro que en un medio plazo se actuará sobre ese concepto.

    Lo que no veo es que incentivar un colectivo sea dirigir…

    Saludos,
    Manuel

  3. Muy de acuerdo en que el papel que juegan los sindicatos hoy en día es… ridículo, además de demgagógico muchas veces.
    Eso sí, a mí me parece genial que cada uno se afilie a un grupo que quiera y que se expliquen y hablen sus interpretraciones sobre esta ley o cualquier otra, faltaba más. Mientras no se le impida a nadie ir a trabajar o no el 29M, no problema.

    Que los sindicatos hayan perdido el norte hace mucho tiempo, no quita para que esta reforma sea injusta y no vaya a solucionar nada. Liberalizar (aún más) el mercado de trabajo no creo que aporte mucha solución pues, con sus muchos defectos, el problema es un problema de demanda, no del mercado de trabajadores.
    Puedo equivocarme pero, a la hora de la verdad, lo que esto da es más libertad al empresario para contratar en mejores condiciones para él y menos para el trabajador (y lo digo como pequeño empresario). Se le puede dar las vueltas que sean, pero ya veremos si esto no acaba siendo así, si esta reforma a la larga no conlleva una disminución de salarios, una bajada de empleo estable, etc.

    Todo en haras de poder competir… pero, ¿competir con quién? ¿para qué? ¿con qué objetivo? ¿podemos ganarles? ¿debemos ganarles? Muchas veces creo que nos envuelven las palabras claves en un bonito papel y directamente nos dejamos llevar por el envoltorio… porque “ser competitivos” suena muy bien; aunque no se sepa a qué se juega y las consecuencias.

    En fin, que me enrollo… Cuando pongas esos datos que me comentaste en Facebook, Manual, podré seguir soltando tochos, aunque intentaré contenerme ;).

    ¡Gracias! ¡Un saludo!

  4. Gracias por tu comentario Jacobo, nos encanta recibir en DSC comentarios discutiendo nuestra visión de la realidad.

    En cuanto a tu comentario, coincido en que cada cual se afilie donde quiera pero entonces que sus iniciativas afecten sólo a los miembros del sindicato. Por lo tanto, si en el metro de Madrid los sindicatos quieren huelga, que no trabajen, pero que los que sí quieran trabajar que presten el servicio.

    No creo que la RL liberalice más el mercado laboral, es más ofrece instrumentos para incentivar la contratación y ofrece alternativas para ajustar las plantillas en tiempos de crisis, vía modificaciones de contrato sustanciales, en lugar de despidos, etc. Además no debemos olvidar que el “poder” debe ser de los empresarios, no por fastidiar a los trabajadores sino porque son los que asumen más riesgos y generan riqueza. Los sindicatos no tienen esa función.

    Yo creo que la RL se hace con el fin de preparar el terreno para un posible crecimiento, como una parte de la solución a la crisis actual, no como el todo. Si el resultado de estas reformas del gobierno es que los salarios medios se deprecian y se reduce el paro a la mitad, tendrá éxito y será la única manera de poner coto a una situación insostenible.

    Es lo que toca, si no tenemos moneda propia, la depreciación tienen que ser en el nivel de vida y eso empieza por el salario… a mí no me gusta, pero….

    ¿Qué más datos necesitas?, 23% de paro, 45% de paro juvenil….

    Saludos

  5. ¡Hola! Yo encantado de debatir :).

    Respecto a afiliciones y que quien quiera trabaje y quien no, no, totalmente de acuerdo. Sin coacción ni para un lado ni para otro.

    La RL actual ofrece un despido más barato. Se reduce el número de días que han de pagarse y se abre una veda de excusas fácilmente aprovechables, donde con “demostrar” una pérdida se puede justificar casi cualquier cosa. Peligroso.

    “Si el resultado de estas reformas del gobierno es que los salarios medios se deprecian y se reduce el paro a la mitad”
    Haces/hacéis una asociación peligrosa que se ha inculcado mucho: más flexibilidad = más trabajo. Peores condiciones = más trabajo. Es lo que nos repiten una y otra vez… si damos más facilidad y libertad a los empresarios, se crea más empleo.
    Eso, aparte de no sostenerse en el tiempo, obvia cosas como qué tipo de trabajos se crean y en qué situación laboral se mete el país: incertidumbre, precariedad, temporalidad… factores que no hacen ir hacia adelante a medio plazo.
    Tras cada crisis el trabajador ha perdido derechos y las empresas han ganado más. Es una buena forma de ajustar el lazo, porque no olvidemos que luego cuando vienen buenas no hay reforma al revés.

    “Es lo que toca, si no tenemos moneda propia, la depreciación tienen que ser en el nivel de vida y eso empieza por el salario… a mí no me gusta, pero….

    ¿Qué más datos necesitas?, 23% de paro, 45% de paro juvenil….”
    ¿Es la depreciación el único remedio?
    Saquemos datos:
    – Aproximadamente el 70% de lo que producen las empresas españolas es para consumo doméstico, nacional.
    – Incluso durante esos años maravillosos que nos venden de Aznar, donde los salarios subieron, los salarios reales bajaron alrededor de un 3-4% si no recuerdo mal.

    Ahora analicemos la situación… si la mayor parte de lo que producimos lo consumimos nosotros, pero la gente no tiene dinero para consumir gracias a salarios más bajos, ¿cómo lo cuadramos? ¿Cómo se anima el consumo con la incertidumbre de no llegar a fin de mes y de que en cualquier momento te echen a la calle?
    Una opción es cambiar el modelo y dedicarnos a exportar. Si no podemos consumir dentro, que consuman nuestros productos la gente de fuera. Convertirse en un país exportador supone, aparte de remodelar toda la base productiva del país, el competir contra China, India, Bangladesh… ¿Y cómo se compite contra esos países? Dos opciones: en calidad y tecnología o en precio. Si alguien cree que España está preparado para competir con USA, Alemania y otros países en el primer aspecto, por favor que me lo explique. Si queremos competir en precio, sólo queda devaluar, que como bien dices a falta de poder devaluar el Euro (que de todas formas la devaluación durante largo tiempo te puede sumir en grandes problemas), podemos devaluar el salario, las condiciones, etc. Si queremos vivir como viven esos países, es una buena opción.
    Otra opción es proteccionista, propiciar el consumo nacional y crear las condiciones para que la gente tenga un nivel suficiente de renta para poder consumir lo que producimos (obviamente, espero que no haga falta decirlo, sin llegar a una autarquía).

    No creo que ninguna de las dos opciones por sí sola sea la respuesta, pero tampoco veo debate respecto a esto ni ese tipo de datos en los medios generales. Se nos presenta la idea de “hay que competir, y para competir tenemos que hacer estos sacrificios”, y da igual que eso vaya contra la lógica de cómo está montado el país y el mundo. Si todos basamos nuestra economía en la exportación para que otros compren, ¿quién compra?

    En fin, que me enrollo y esto daría para horas… Sólo me gustaría no ver a más de uno de la CEOE dando lecciones de la empresa privada mientras vive de subvenciones y contratos gubernamentales gracias a sus amigos del partido (bueno sí, también puede ser que su empresa sea la leche y gane muuuuchos concursos públicos, claro…).

    Igual sin partidos políticos de por medio, ni sentimientos hacia unas personas u otras, analizaríamos la situación de forma bastante distinta. Esa es realmente mi opinión.

    ¡Saludos!

  6. Buenos días Jacobo y Manuel,
    Estoy de acuerdo contigo en que los sindicatos y patronal han perdido la razón de su existencia y viven pendientes de cómo mantener sus “derechos” en vez de cumplir su misión como sociedad civil, pero no puedo estar de acuerdo contigo en que la reforma es injusta, por varios motivos:
    -En primer lugar porque no entiendo el fin de la indemnización , en su origen en España( establecido por Franco) se estableció para garantizar la paz social, se estableció a modo de protección de las clases bajas, con el fin de mantener la división de clases, la regulación del mercado de trabajo no fue la que trajo el desarrollo de las clases medias, en mi opinión la indemnización debe estar en el salario , se debe cobrar mes a mes, estaría de acuerdo en que los trabajadores cobre todos los años una parte del beneficio , ¿por qué quien decide cual es la indemnización justa?, ¿tu? ¿Yo?, cada caso es distinto,
    -En segundo lugar , yo creo que el estado debe garantizar unos derechos al trabajo digno, debe promover las condiciones para que todos nos podamos desarrollar trabajando, debe establecer una red de protección en el caso de extinción del contrato de trabajo , que facilite encontrar otro, pero no debe intervenir en el mercado para dirigir este , en este sentido Manuel, establecer incentivos para un grupo determinado es dirigir el mercado, como ha pasado con las energías renovables, los incentivos solo están justificados en grupos excluidos de la sociedad, pero no el caso de los jóvenes, para estos nos tendríamos que pregunta si les hace un favor el salario mínimo, dejo la cuestión abierta.
    -Por ultimo si los sindicatos y patronal, como sociedad civil, hiciesen su trabajo se dedicarían a vigilar las condiciones de trabajo en las empresas, si se producen situaciones de abuso, denunciar a estas empresas públicamente para que nadie trabaje en ellas, deberíamos poder confiar más en las bondades de la sociedad civil con el fin del bien común.

    Un saludo.

  7. No, a much better thing, once all the cars are relecapd with auto driving cars, police will no longer have a job except to be doing the only thing police should be doing already, drug busts, and maintaining society.We have cameras around the major road areas that should be handing out tickets, and speed limits need to be dynamic for traffic instead? of static.

Trackbacks

  1. […] Ya defendimos en otros post la necesidad de sindicatos y su importante función en la sociedad pero, desde luego, no es así en España. La crisis de modelo de sociedad en España , hace necesaria la  reforma total de las estructuras. Entre ellas, los sindicatos y si estos no retornan a su función esencial dentro del nuevo marco global, el resultado será su desaparición, más pronto que tarde. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: