¿Y qué hago yo?


 

Desde que comenzó la aventura DSC, algunos se preguntan qué pueden aportar ellos a la sociedad. En el último post, hablamos de la Participación y de las vías para que los profesionales de lo privado también puedan participar en lo público.

Hoy quiero hablar de lo que cada uno puede hacer, acciones de la vida corriente que todos podemos llevar a cabo. Voy a dejar de lado las acciones típicas del buen ciudadano (ceder el paso a una persona mayor, pagar los impuestos, recoger los excrementos caninos del perro, etc.) y  actividades de voluntariado que hemos comentado en anteriores posts.

Voy a centrarme en tres acciones que son simples, lo he denominado ”mínimo ciudadano”,  y cuyo resultado tendría un impacto notable.

1.-Adquirir bienes y contratar servicios contra factura: La economía sumergida no es sólo el fraude a gran escala y el narcotráfico. En España, nos hemos acostumbrado a la pregunta de “¿Con IVA o sin IVA?” o a tolerar que numerosos profesionales cobren en dinero B. No depende sólo de los gobernantes acabar con la economía sumergida, es responsabilidad de todos.

2.- No abusar de los recursos públicos: El Estado, a pesar de la que está cayendo, todavía nos ofrece multitud de servicios gratis o casi gratis. Eliminemos el razonamiento “si todos lo hacen, también yo”, estemos vigilantes de que en nuestro entorno no se haga un uso excesivo de lo gratis por ser gratis, sino porque es necesario.

3.-Actuar con coherencia: Todos tenemos un entorno laboral o social propio, en el cual lo que decimos y hacemos cuenta,  se nos escucha y de alguna u otra manera dejamos huella.  Intentemos pues, tener un comportamiento coherente con los dos anteriores puntos y seamos “ejemplos”.

Si reducimos el tamaño de la economía sumergida y eliminamos malos hábitos, si hacemos un uso responsable de los recursos de todos y si somos coherentes con lo que hacemos y proponemos,  el Estado ingresará más, gastará menos y no serán las rentas medias quiénes tengan que soportar las subidas impositivas y el sistema de protección social no se resentirá.

No basta con ser un buen ciudadano, hay que activarse y participar, no vale hacerlo sólo cada 4 años, hay que proponérselo con acciones del día a día. Si no tenemos tiempo o ganas para ir más allá, al menos, cumplamos con el “mínimo ciudadano”.

¿Cumples con el “mínimo ciudadano”?, ¿Eres coherente con lo que dices? ¿Cuándo vas a elegir pintor para tu piso, pides factura  con IVA o sin IVA?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: