Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral, una oportunidad para la sociedad civil.


La reciente reforma laboral  ha sido analizada desde prácticamente todos los puntos de vista, para unos se trata del mayor retroceso en derechos  desde transición a la democracia, otros entienden que se queda a mitad camino de la necesidad del país y que se debería haber desregulado más aún  el mercado de trabajo, para otros es un sistema que dota de flexibilidad a las empresas en sus relaciones con los trabajadores  y establece un nuevo orden en el mercado de trabajo.

En mi opinión, la reforma laboral es una oportunidad para la sociedad civil.  La sociedad española se queja de lo mal que lo hacen los políticos, los sindicatos, la patronal, el INEM, las instituciones públicas en general, con la desregulación que conlleva esta reforma se nos da a todos la oportunidad de generar confianza y responsabilidad en el mercado de trabajo.

Los empresarios tiene ahora más poder, del uso que hagan de los mecanismos aprobados se puede generar un clima de confianza en la que empresario, trabajador y sociedad caminen en la misma dirección,  salir de la crisis, ser más competitivos, recuperar las virtudes que nos hicieron progresar en el pasado y que en los últimos años se perdieron, al son de un efecto riqueza y de un efecto burbuja de vivienda y de liquidez.

Los sindicatos son sociedad civil pero en los últimos años han perdido su fin principal: proteger al trabajador pero preservando en lo principal “trabajar”, con esta reforma los sindicatos pueden recuperar su posición anterior, acercándose al trabajador, mirando no por su intereses corporativos sino por el interés del trabajador y de la sociedad.

La patronal también tiene una oportunidad como sociedad civil de cuidar que los empresarios no cometan abusos con las nuevas reglas del juego y que se aproveche esta oportunidad para generar confianza en la sociedad a través de la responsabilidad de los empresarios.

La reforma laboral es una oportunidad de demostrar que el Estado debe regular y controlar, pero es la propia sociedad quien debe promover el camino virtuoso, el desarrollo del talento a través de la confianza y la responsabilidad mediante la acción, aprovechemos la oportunidad……… ¡desde la sociedad civil!

Trackbacks

  1. […] nueva Reforma Laboral marcaba el camino y daba más poder al empresario y dejaba a los sindicatos sólo dos posibilidades: […]

  2. […] – Reforma laboral inacabada: Muy positiva a medio plazo y quitando, por fin, el innecesario y abusivo poder de los sindicatos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: