¿Qué deporte queremos?


La sanción del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) al ciclista Alberto Contador inunda estos días las portadas de los diarios deportivos y de información general. ¿Es Alberto Contador culpable?, se escriben editoriales defendiendo al pinteño y opinando sobre la manera de actuar del TAS, de la justicia deportiva y de las diferentes federaciones.

El hecho es que se encontraron sustancias no permitidas en un control rutinario, y eso, de acuerdo a la justicia deportiva se considera dopaje. Por tanto, es indiscutible que Alberto Contador se equivocó, o sus médicos le aconsejaron mal, o el carnicero no cumplió con la normativa europea o…. “n” supuestos que se quieran interpretar.

Independientemente de realizar más valoraciones, la sociedad necesita un debate sobre qué tipo de deporte quiere que se practique. Cuanto más se exige a los deportistas, cuanto más negocio genera un deporte, mayores son las tentaciones para que un deportista busque un atajo para lograr sus metas. Si la sociedad apuesta por la política de promocionar grandes deportistas como ejemplo y como modelo para los jóvenes, debe asumir la cara B de estas decisiones. Cuando un ídolo cae el daño es terrible.

Sin embargo puede haber otra vía, no es necesario ganar en todas las disciplinas, no es necesario buscar siempre al gran campeón entre los millones de niños que practican deporte en los colegios. Se puede apostar por el deporte como deporte, promocionando sus virtudes e involucrando a todos: deportistas y autoridades.

Es difícil cambiar esta forma de hacer, es muy goloso acudir a finales de eventos deportivos para fotografiarse, o incluso a proclamar la inocencia de un deportista sin tener la certeza de si es culpable o no para arrastrar un puñado de votos.

El deporte sí, cuanto más mejor, pero con cautela y no buscando al campeón, sino a los participantes e incentivando su participación sin importar su nivel. Menos profesionalismo, más deporte amateur. Menos resultados y más hábito.

Rafael Nadal y Pau Gasol son necesarios, pero también lo son los deportistas anónimos que corren por los parques, que suben al monte o que entrenan al equipo de fútbol de su hermano pequeño.

¿Preferimos medallas en unos juegos olímpicos o que aumente el número de deportistas amateurs?, ¿Queremos copas de Europa o competiciones de niños en las que se promuevan valores?, ¿Queremos foto o queremos mejorar los hábitos de la sociedad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: